Desayuno

Para comenzar agradablemente su jornada parisina, podrá tomar su desayuno en un antiguo sótano abovedado, típico del viejo París.

En esta atmósfera atemporal, iluminada por un mobiliario moderno de colores vivos que realzan los matices suaves de las imponentes piedras aparentes, descubra todos los sabores de un desayuno a la francesa.

Tendrá a su disposición un bar restaurante para disfrutar de un desayuno tradicional con baguettes recién salidas del horno, pastelería y bollería crujiente y confituras de toda clase. Déjese tentar por nuestra selección de charcutería y nuestra amplia variedad de quesos, yogures, fruta fresca, cereales, huevos, etc.